La habitación [Rummet], de Jonas Karlsson (Reseña)

Por otro lado, tampoco está de más darse cuenta de que no somos tan singulares como creemos. Queremos tener un buen sueldo, comer bien y ver algo interesante en la tele. Leer un libro o una revista. Queremos que haga buen tiempo y poder comprar barato cerca de casa.
A este respecto, todos somos criaturas bastante simples. Soñamos con tener una pareja más o menos atractiva, una casita de campo o un pisito en la Costa del Sol. En el fondo, lo único que queremos es paz y tranquilidad. Una dosis aceptable de diversión fácilmente digerible de vez en cuando. 
El resto no es más que afectación vanidosa.

Me compré este libro después de haber visto una reseña positiva en un periódico, hablaban de una especie de thriller ambientado en una oficina y salpicado de humor negro. El escritor, sueco; el libro, cortito, con tan solo unas 150 páginas. ¿Qué más podía pedir? 

Björn lleva dos semanas en su nuevo puesto de trabajo; trabaja en las oficinas de una gran empresa, y el hecho de que sea nuevo en su puesto es a raíz de un ascenso. Como empleado, no es malo pero  tampoco modélico. No es buen compañero, y sistemáticamente desprecia para sus adentros a sus colegas de trabajo, también considera inútil confraternizar o socializar en los descansos. Para poder triunfar y ofrecer imagen de eficiencia, sigue una rutina estricta: llega cada día media hora antes que los demás, y sigue una estricta rutina de 55 minutos de trabajo ininterrumpido / 5 minutos de descanso (siempre solo). Es meticuloso, maniático y engreído, siempre cree que hace todo  lo mejor que los demás y encuentra en todos sus compañeros mil defectos; también es desconfiado, cínico y espera lo peor de los demás.

Un día, durante uno de sus descansos, descubre en un pasillo la puerta de una pequeña habitación, un cuarto polvoriento  sin nada interesante en su interior. El cuarto no parece tener ningún uso, nadie entra nunca en él, pero desde  que lo descubre, Björn siente una atracción irremediable hacia esa habitación. Cuando sale de él, lo hace siempre muy relajado, y de alguna manera se vuelve adicto a sus visitas a la habitación, comienza a crecer en él una importante  obsesión con todo lo relacionado con la habitación. Sobre todo porque, además de él, nadie en el edificio admite que esa habitación exista. ¿Existe y nadie más tiene conciencia de ella? ¿No existe y todo es imaginación de Björn? ¿Es un complot en su contra?

Jonas Karlsson es un muy conocido actor en el cine sueco. Debo reconocer que a mí no me sonaba, aunque su historial es muy extenso, pero sobre todo focalizado en películas y series suecas. El libro del que os hablo hoy es su primera novela, aunque ya cuenta con otras novelas en su haber, así como también relatos y obras de teatro.

La novela es rápida, va enseguida al grano, tiene un estilo directo y es que… tiene que contar una historia completa y presentarnos a todos sus personajes en tal solo ciento cincuenta páginas. El resultado es una historia inquietante, un juego en el que somos partícipes de la monótona vida de este funcionario sueco, y la única salida es ese cuarto misterioso. Esa habitación le da interés a sus días y sus  rutinas exasperantes. En medio de todo eso, por si fuera poco, hay críticas bastante evidentes a las relaciones en el trabajo, a la ambición, en el fondo, a ese entorno en el que pasamos tanto tiempo que casi vemos más a nuestros compañeros que a nuestra familia.

El estilo es muy ácido, como si estuviéramos leyendo un drama que no se toma en serio lo suficiente, como si estuviésemos leyendo una comedia demasiado solemne; una tragicomedia, en definitiva, donde Björn es el antihéroe con el que en ocasiones nos identificamos, pero que en otros momentos despierta en nosotros repulsión o rechazo. En un modo muy tangencial, me ha recordado las partes de oficina de American Psycho, creo que de las críticas más descarnadas que he leído nunca al mundo laboral.

Así que encuentros y desencuentros laborales, dinámica de oficina, rutina insoportable… de todo eso encontraréis en este libro. ¿Puede ser esa habitación un escape a todo eso para Björn, o incluso una manera de evadirse de sí mismo? Y lo que es más importante, ¿existe esa habitación? Tendréis que leerlo para descubrir la respuesta.

Si no tienes experiencia, es fácil dejarse engañar por las nuevas amistades.  Te imaginas que serán mejores que las antiguas. Les atribuyes cualidades nobles solo porque no las conoces bien.
Pueden ser amables y atentas, tanto la primera vez como la segunda y la tercera. Excepcionalmente, incluso la cuarta y la quinta. Pero casi siempre acaban por decepcionarte. 

Autor: Jonas Karlsson
País del autor: Suecia
Año publicación: 2015
Número páginas: 157
ISBN: 978-84-98387247
Leído en… español (Ed. Salamandra)

Dedicatoria: 
A Hannah

Consíguelo en AMAZON.ES

Deja un comentario