American Crime Story: The People v. O.J.Simpson (FX)

Tal como ocurre con American Horror Story, o American Crime (a secas), American Crime Story es una serie del tipo antología, es decir, de esas donde cada temporada se cuenta una historia diferente y cambian también los personajes; por tanto, una temporada autoconclusiva. Me gustan este tipo de series porque con una temporada, normalmente en alrededor de 10 capítulos, se tiene una especie de película larga con la ventaja de estar dosificada en capítulos. 

En la primera temporada de esta serie, todo gira en torno al célebre (más en los USA que aquí, obviamente) caso de O.J. Simpson, acusado de asesinar a su mujer Nicole, y cuyo juicio se convirtió en un evento mediático no exento de polémica, y rodeado de mucha controversia por el contexto de violencia racial de aquella época.

Todo comienza con la noche del asesinato de Nicole Simpson, y vemos cómo ha sido un asesinato bastante cruento (sin entrar en el morbo del excesivo detalle) el suyo y el de Ron Goldman, amigo de Nicole Simpson. Inmediatamente nos vemos inmersos en la maraña legal y judicial que se abre alrededor del caso. Estamos en 1994, y lo único que es cierto y de lo que no tenemos duda es de que los cadáveres de Nicole Brown Simpson y Ron Goldman han sido encontrados en la vivienda de Nicole. El sospechoso principal es O.J. Simpson (Cuba Gooding Jr.), estrella de la NFL y actor.

Por un lado, la parte defensora, compuesta por el equipo de Robert Saphiro (John Travolta), cuyo abogado estrella es Johnnie Cochran (Courtney B. Vance). En el equipo también está Robert Kardashian (David Schwimmer), amigo personal de O.J. que incluso le alojó en su casa en los días posteriores al asesinato. Estos abogados deberán lidiar con las pruebas en contra de Simpson, las declaraciones vagas y sospechosas que el mismo Simpson hizo a la policía después del asesinato, y los antecedentes por malos tratos a su ex mujer que pesaban sobre él. Aunque son un equipo, la estrella siempre resulta ser Cochran, en cada situación.

Por la acusación, tenemos a Marcia Clark (Sarah Paulson), fiscal del distrito que asume el caso y descubre que Simpson ha maltratado a su ex mujer Nicole varias veces en el pasado. En el equipo de Marcia está Christopher Darden (Sterling K. Brown), atacado en varias ocasiones por, supuestamente, no solo ir en contra de O.J. en el caso, sino en contra de toda la raza negra por hacerlo así. En este bando, la principal traba será recurrir como testigo estrella a Mark Fuhrman (Steven Pasquale), un policía del que desconocen sus muchos antecedentes racistas. 

El caso, la verdad es que yo lo conocía muy por encima y sin demasiados detalles. Aunque inicialmente era reticente al tema y pensaba que no me iba a interesar demasiado, me he enganchado muchísimo a medida que iba viendo capítulos. La serie está bien hecha, las caracterizaciones son realmente espectaculares, y las actuaciones de los protagonistas para quitarse el sombrero. No solo hacen un enorme trabajo, sino que la serie trata el tema con mucho dinamismo y sentido del ritmo. Como digo, sentía que la historia no me iba a interesar demasiado pero con su calidad consiguió atraparme.

El caso de O.J. Simpson causó mucho revuelo, expectación y atención mediática en los 90. Pero los temas que implicó eran un cóctel explosivo para el sensacionalismo, que se prestaban muchísimo para hacer un uso tendencioso de los hechos y las personas, por temas como el racismo, el dinero, malos tratos y la fama. Las caracterizaciones son increíbles, al final de la temporada ponen fotos de los personajes reales al lado de quien los interpreta en la serie, y personajes como Darden, el juez Ito (Kenneth Choi) – que por otro lado, hace un trabajo espectacular, sobre todo en los últimos capítulos -, Marcia Clark e incluso Robert Kardashian han quedado muy bien plasmados en la serie. Un gran trabajo. La gran excepción, para mí, ha sido Cuba Gooding Jr. interpretando a O.J., pero qué se le va a hacer, todos los demás están geniales.

Y en la serie se abordan muchos más aspectos que lo que se dijo en el juzgado, o las pruebas de las que se habló. Se entra en detalle en las estrategias de la defensa y la acusación, se explica cómo vivió ese juicio tan largo el jurado, cómo la defensa utilizó todos los medios y tácticas a su alcance para conseguir el veredicto deseado. Después de todos los años transcurridos, y aunque al comenzar a verla sabía bien poco sobre el caso, después de ver esta serie tengo una idea bastante clara de por qué finalmente el veredicto fue el que fue. Al final, todo en esta vida es cuestión del momento y las circunstancias, el contexto. Una serie muy, muy buena, mucho mejor de lo que esperaba.

Para American Crime Story, que no sé si he mencionado que es un spin-off de American Horror Story, ya están definidos los temas de las siguientes temporadas. En la segunda se hablará del Huracán Katrina y lo que ocurrió después, los errores del Gobierno, el desastre humanitario. La segunda temporada se estrenará en 2018. En la tercera se hablará del asesinato de Gianni Versace por parte del asesino Andrew Cunanan, y en la cuarta se analizará el escándalo sexual de Bill Clinton.

Los actores protagonistas de la serie (sin caracterizar)

Ficha IMDB
Fechas emisión USA: Febrero-Abril 2016
Número de capítulos/duración: 10 / 41-58 minutos

2 comments

  1. Coincido totalmente contigo, Sonia. Es tremenda serie, de lo mejor que vi el año pasado. Yo la vi por televisión, esperando cada semana por el siguiente capítulo. ¡La ansiedad me devoraba conforme avanzaba la serie! Los actores, increíbles, comenzando por el papelazo de Sara Paulson y Courtney B. Vance. ¡Vaya contrincantes!
    Y me agradó ver que volvían a la luz algunos actores que habían desaparecido de nuestra vista. Me agradó ver a Cuba Gooding Jr que, si bien no hace una gran interpretación, estuvo correcto. Al fin de cuentas, creo que el protaognismo no era tanto de O.J. Simpson, sino de todos los que estaban implicados en la acusación y la defensa. Marcia Clark se devora la historia merecidamente. Y me gustó mucho ver a David “Ross” Schwimmer de vuelta en la televisión, con un papel no muy destacable, pero relevante al fin de cuentas.
    Para mí, el mejor capítulo de toda la serie es el que muestra cómo los medios se encargan de destruir moralmente a Marcia, criticandola por su nuevo peinado y su manera de vestir. Sentí una pena enorme por ella.
    Y el aspecto técnico, impecable. Los ángulos de cámara y la recreación de las transmisiones televisivas del juicio fueron tal cual como en los noventas.
    Una gran, gran serie. Ojalá sigan llevando las siguientes temporadas con el mismo respeto y la misma objetividad, no vaya a ser que se vuelva facilona y sensacionalista. Ya que nunca pude engancharme a American Horror Story, he decidido seguir al pie de American Crime Story. Hay mucho, muchísimo material para seguir con este proyecto. Norteamérica está plagada de crimenes atroces.
    Un saludo, Sonia. Siempre es un placer regresar a tu web y leer tus entradas.

    -Mauro Vargas.

  2. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Tal como ocurre con American Horror Story, o American Crime (a secas), American Crime Story es una serie del tipo antología, es decir, de esas donde cada temporada se cuenta una historia diferente y cambian también los person..…

Deja un comentario