Ides of March - Póster

The ides of march (Los idus de marzo), de George Clooney (2011)

Título: The Ides of March
Director: George Clooney
Guión: George Clooney, Grant Heslov y Beau Willimon
Año: 2011
País: USA
Duración: 101 minutos
Ficha en IMDB: http://www.imdb.com/title/tt1124035
Reparto: Ryan Gosling (Stephen Meyers), George Clooney (Gobernador Mike Morris), Philip Seymour Hoffman (Paul Zara), Paul Giamatti (Tom Duffy), Evan Rachel Wood (Molly Stearns), Marisa Tomei (Ida Horowicz)

Lo que es más extraordinario aún es que un vidente le había advertido del grave peligro que le amenazaba en los idus de marzo, y ese día cuando iba al Senado, [Julio César] llamó al vidente y riendo le dijo: «Los idus de marzo ya han llegado»; a lo que el vidente contestó compasivamente: «Sí, pero aún no han acabado».

(Plutarco)

Sigue leyendo

Hotel Vela de Barcelona: homenaje al mal gusto

Hace poco se construyó un hotel en la ciudad de Barcelona, a sólo 20 metros del mar, con 99 metros de altura es un bonito icono del mal gusto y el pijismo estúpido.

Por eso cuelgo aquí el vídeo de la plataforma que protesta contra esta abominación arquitectónica (de forma muy original y contestataria, veréis)

http://hotelvelabarcelona.com/

Y vosotros tendréis vuestra opinión, pero creo que ESTO no es normal.

La monarquía ahorra

Uno lee una noticia como ésta, en la que se habla de que la familia real española piensa tomar medidas este verano, “para ahorrar”, y si es monárquico lo ve bien y lo ve normal. Claro, pensará quien sea partidario de este tipo de cosas, ellos son como cualquiera de nosotros, si hay crisis tienen que apretarse el cinturón porque es lo que toca. Si hay que disfrutar menos de las vacaciones, se hace, gastando menos y jodiéndose más.

Familia pobre de verdad: no llega a fin de mes, no puede permitirse casi ningún lujo, ni hablar de vacaciones como no sea “gorroneando” a algún familiar y aún así…

Familia normal, o sea, escasa de dinero: Sobrevive todo el año y luego se van, como mucho, a pasar una semana a algún sitio. La opción de gorronear a la familia sigue ahí, con mucha fuerza.

Famila “real”: se van todo lo que quieren y más de vacaciones, es más… sus vidas son como unas eternas vacaciones ¿qué más se puede pedir? Es como que te toque el Euromillón, pero con carácter vitalicio y hereditario.

Mi caso concreto: Trabajo ocho horas cada día, tengo que pagar aprox. el 13% de mis ingresos al Estado, entre otras cosas, para pagar las subvenciones al automóvil, la asignación de la iglesia católica, cientos de subvenciones chorras y estúpidas, concesiones a amiguetes, y el “sueldo” (1) de la casa real. Subrayo el entre otras cosas. No tengo donde caerme muerta y si me quiero ir de vacaciones me lo tengo que quitar de otras cosas. Si tuviera algún hijo o hipoteca, seguramente las vacaciones no serían una opción. Es más, si quiero vacaciones no tengo ni un mes, sino que dependo de lo que me digan (o no) en mi empresa. Y tengo que dar gracias por tener trabajo.

(1) Sueldo (según la R.A.E.):

1. m. Remuneración regular asignada por el desempeño de un cargo o servicio profesional.

Está claro que el “cargo” o “servicio profesional” puede tener un abanico extraño de posibilidades, visto lo visto ¿no?

A quien me diga que lo que tengo es envidia, que tal y que cual, le contestaré con un ¡SÍ! rotundo. Y de paso, que me explique también por qué ellos y yo no. Sería mucho más divertido si por ejemplo el ocupante o patriarca de tal casa se decidiera en una justa cada tantos años. ¿No es más justo eso? Y aún tratándose de una costumbre medieval (la de las justas), ¿no sería muchísimo más igualitario que lo que ahora tenemos? Ya me imagino un reality o algo así, se podría llamar “Justa Real” o algo similar, y la gente comería palomitas viendo la final en la tele.

Si queréis ver las opiniones más frecuentes cuando se habla de este tema, podéis clicar en el enlace de la “noticia” del principio de la entrada (que por otro lado es el típico apunte chorra-divertido de cualquier periódico-revista gamberrete… eso es todo lo que se pueden permitir los medios aquí atacar a tal institución). O sea, la cosa es que bajo un texto monárquico, se esconde una crítica a todo eso. Una crítica extremadamente light, claro está.

Entre dichas opiniones, está más o menos la mía, que creo que ha quedado claro cual es, los que están a favor (que sus motivos tendrán, supongo) y luego, otra, que es la de “me parece bien por tocar los cojones”, y es el típico que salta diciendo… Bueno, pues si no os gusta la monarquía, podemos tener una república como en Francia o Italia, que tiene un presupuesto más alto y tal y cual… Punto 1. Un cargo vitalicio y hereditario no es lo mismo que uno que cambia cada cuatro años… quiero decir, no da tanta rabia y eso es algo. Y 2. Tendría que estudiarme esas supuestas cifras que justifican a aquellos que dicen que en realidad tenemos la monarquía más barata de Europa y cosas de éstas, y de hecho, lo haría si no fuera porque es una pérdida de tiempo y un generador de dolores de cabeza.

Lo que digo es simple. Hay instituciones que no tienen razón de ser desde hace mucho tiempo. Hay instituciones que son un insulto a la gente que se levanta cada día a las seis de la mañana a trabajar. Cada uno puede justificarlo como quiera y con los datos que quiera (reales o no), pero a mí no me parece justo que sigan sobreviviendo estas costumbres que simplemente son vestigios de cosas antiguas y caducas.

“Yo era bastante enemigo de la monarquía antes de ir a Europa; pero desde que he visto lo que las monarquías son, lo soy diez mil veces más. “

Thomas Jefferson

“Los reyes son para aquellas naciones que están en pañales. “

Victor Hugo

La capacidad de enfadar a la gente: Intereconomía

No hay muchas cosas que enfaden a la gente en general. Normalmente, lo que a unos les irrita mucho a otros les da igual, o les gusta, no es normal que haya mucho acuerdo en cuanto a que algo haga sentir mal a todo el mundo.

Por suerte no sé si todavía se puede escuchar en las ondas a este individuo, pero él tiene este “poder”. Durante años, los que lo escuchaban, sus fans al fin y al cabo, prácticamente se despertaban cabreados cada mañana, con el mundo y con el vecino, consigo mismos… Losantos tiene la capacidad de cabrear hasta a un puto buda, ésa es la verdad. Con su voz de pito, su risa de loco, y esa mirada que amenaza bajo su absurdo flequillo, es imposible que este personaje deje indiferente a nadie.

http://www.youtube.com/watch?v=zvHF04wr2Bc

Tras escuchar su programa de las mañanas, miles de españoles de derechas salían del coche o de su casa cabreados como monas, tras haber escuchado unas cuantas “verdades”. Como sea, no puedo opinar mucho sobre Losantos, por la sencilla razón de que nunca me puse a escuchar su programa, y a poder ser y en la medida de lo posible, también evito escucharle a él, esté donde esté.

Otro fenómeno social de los últimos tiempos ha sido el TDT. Gracias a (o por culpa de) este aparatito, ahora todos podemos ver en nuestras casas muchos más canales de televisión. Apenas la veo, y de hecho los pocos ratos que dedico a televisión (durante la cena y en los desayunos el fin de semana), suelo ver Cuatro o La Sexta, pero sé que hay montones de canales basura, y nunca me ha parado a contarlos, pero deben ser bastantes… aunque como dicen, la calidad no tiene nada que ver con la cantidad, y por eso muchos de esos canales no sirven ni para mearse encima de ellos. Por tanto, llego a la conclusión de que el TDT nos ha traído quizás alguna cosa buena, pero malas… un montón!!

Para muestra de lo que digo, hablaré un rato de INTERECONOMÍA. Éste es un canal cuyo planteamiento general desconozco, supongo que como su nombre indica, pretende ser un canal de actualidad económica, como lo es, por ejemplo, el CNN+ (de actualidad en general y noticias). Pero a juzgar por los programas que emiten en su franja de prime time, la finalidad de la cadena queda bien patente.

Y estos son, nada menos, que El Gato al Agua, por ejemplo, un programa que se centra en la política nacional, y pretende ser un debate. Un debate por definición se supone que tiene que tener diversas opiniones, algo diferentes como mínimo, para, vía diálogo, poder llegar a un acuerdo o unas conclusiones. Pero este “debate” no es tal, dado que parecen estar todos bastante de acuerdo en sus idea(le)s.

No creáis que es un programa cualquiera, no, porque le han concedido premios, es un programa de “calidad”. Esto no lo sabía hasta que entré en la entrada que tienen en Wikipedia, y allí pone que han recibido en 2009 el Premio “Españoles Ejemplares”, otorgado por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (el solo nombre da miedo ¿eh?). Que conste que este premio fue en la categoría de periodismo. Que me caiga un rayo si esto es periodismo, porque creo que se parece más a una charla de abuelos en un bar, ya entrada la tarde y con sus gargantas bien remojadas en carajillos. Como ellos, todos piensan más o menos parecido y tienen ideología más bien tirando más a la derecha de la derecha, pero éstos ni siquiera son capaces de jugar al dominó a la vez que hablan.

Un vídeo que muestra algo de este programa. En él hablan de lo difícil que pone la sociedad a la gente el tener hijos. Qué incomprensión la de la sociedad ¿no? Y también hablan del aborto, como no, uno de sus temas favoritos es meterse en la vida de los demás, como buenos miembros de la derechona.

El tema favorito del programa y el canal en general es hablar de lo mal que lo hace el PSOE (no los políticos en general, sino el PSOE), y también de lo mal que va la sociedad… vamos, unos yayos!!!

Aquí, estaban muy enfadados también por una broma que habían hecho en el programa de el Wyoming, El Intermedio.

Además, tienen una especie de programa humorístico que pretende imitar al programa que se emite aquí en TV3 y es realmente bueno (el Polonia), que no tiene ni puta gracia además de ser un instrumento planfletario más. Curiosamente, llaman a este programa, a “esto”… “Nada partidarios“. Qué risa, pero no precisamente por sus intentos, porque no hacen ni puta gracia. Pero nada de gracia.

Tienen otros programas, claro. Como por ejemplo “Alguien tenía que decirlo” (nombre curioso para un programa ¿eh?) Éste no tiene desperdicio, aunque me da un poco de asco el escuchar la saliva del presentador de los tirantitos, y no comprendo por qué la tía que empieza a hablar en el minuto uno y pico se sonría todo el rato como si fuera tonta.

Y entre burrada y burrada, venden tensiómetros y cosas por el estilo… tristísimo.

Pero aún hay otro programa que da asco (y supongo que serán todavía más, pero bueno, no los conozco), y es “Más se perdió en Cuba“. Para muestra un par de vídeos.

En éste, el presentador se congratula de que haya tantos parados como él predijo unos meses antes… y la gente aplaude!! Yo he estado en el paro, y si pudiera mataría a este cabrón por utilizar esos datos para sus fines. ¿Qué fines? Creo que ni él lo sabe. Lo que sí parece que sabe es ponerse ciego a comer, supongo que para compensar la pobreza y el hambre que pasan los demás.

Por cierto, es curioso leer los mensajes que envía la gente. Un cruce entre fanatismo y poca formación.

Otro sobre uno de sus temas favoritos, el aborto.

Y esta entrada es sólo porque me cabrea este canal y algunos de sus programas. No porque los vea yo (si puedo evitarlo paso de ver esta mierda!), sino porque conozco gente que sí lo ve y da pena ver lo que hace ver estas cosas a esa gente. Gente que lo ve y lo escucha como si el mismísimo Jesucristo hubiera bajado a contar sus enseñanzas en un canal de televisión cutre salchichero, y no tuviese nada bueno que decir. No lleva a ninguna parte tomarse las cosas de ese modo, crispar a la gente, poner de mala leche a todo el mundo, no aportar nada nuevo y sólo criticar, y por eso les deseo a los señores de Intereconomía… que disfruten de la vida y que los Reyes Magos le traigan un poco de sentido del humor.

Pero del bueno, no el de las risitas histéricas y amargadas.